Historia

1999

Orígenes

La Sra. Rosita Heredia Gaona de Aguilar, era una mujer que hacía la caridad en forma discreta, pero siempre preocupada por ayudar a los demás, de manera especial a los ancianos y enfermos.

A raíz de su muerte, un miembro de su familia propuso que, en su memoria y para perpetuar su obra, de una manera organizada, se fundara una institución en donde esto fuera posible.

Empieza el proyecto

Se buscó un lugar cercano al Hospital General de Tecomán Colima, y sabiendo que el Sr. Luis Gudiño era el propietario de los terrenos aledaños al mismo, miembros de la familia hablaron con él, invitándolo a apoyar el proyecto. El Sr. Gudiño aceptó vender la mitad del terreno solicitado y donó la mitad restante.

Inicio de operaciones

La colocación de la Primera Piedra y Bendición del inicio de la obra se llevó a cabo el 2 de abril de l999.

El 1 de julio de 2001, el Albergue del Buen Samaritano inició sus actividades con el servicio de hospedaje.

Posteriormente, en septiembre del 2002, empezó a funcionar el comedor.

Seguimos creciendo

El día 11 de abril del 2003, la Asociación Civil se transformó en Institución de Asistencia Privada, afiliándose a la Junta de Asistencia Privada del Estado de Colima.

En el mes de noviembre del año 2015, se decidió por acuerdo de Patronato institucionalizar el Programa de Ayuda a Pacientes con Insuficiencia Renal (PAPIR).

Actualidad


Filosofía

Contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas del municipio de Tecomán y poblados circunvecinos, en situación de enfermedad, con necesidad de hospedaje, a través de un albergue temporal.

  • Amor cristiano
  • Justicia
  • Esperanza
  • Hospitalidad
  • Servicio

Apoyar a personas en condiciones vulnerables, mediante hospedaje, alimentación, asistencia médica y servicios funerarios de acuerdo a sus necesidades.

  • Ofrecer hospedaje y alimentación a acompañantes de pacientes hospitalizados en alguna institución de salud, a los mismos pacientes cuando son dados de alta y no pueden regresar de inmediato a su lugar de origen, o cuando acuden a cita médica o rehabilitación física.
  • Apoyar con medicamentos a pacientes de escasos recursos, y en casos especiales, con estudios de gabinete y laboratorio, así como tratamientos en padecimientos específicos con bolsas para diálisis peritoneal o sesiones de hemodiálisis a pacientes con Insuficiencia Renal Crónica (con recursos propios o gestionando en empresas y/o fundaciones).
  • Proporcionar transporte y/o viáticos a los pacientes y familiares, que por su situación económica se vean imposibilitados.
  • Apoyar con gastos funerarios a los familiares de pacientes que fallecen, y que viven en situación económica difícil.